21 de abril de 2010

El obispo emérito de Belluno-Feltre compara Benedicto XVI a Pío XII


“El papa Benedicto XVI recuerda
la grandeza doctrinal de Pío XII”


El papa Benedicto XVI cumple cinco años de pontificado: ¡congratulaciones! Es el faro seguro de un mundo azotado por las olas furiosas del relativismo, en un tiempo de tormenta dominado por la confusión, el modernismo y el laicismo galopantes, que dificulta y hasta impide remar en otro sentido que no sea contrario a la sana tradición de la Iglesia Católica.

Hemos hablado con monseñor Maffeo Giovanni Ducoli (foto), obispo emérito de Belluno-Feltre (n. 1918). Le pedimos su opinión sobre Benedicto XVI. Su respuesta: “Creo que el Señor ha regalado un gran papa a la Iglesia Católica: ha sido una verdadera ganancia para todos. Sabe guiar la Barca de Pedro con mano firme y segura, corriendo él mismo riesgos. Hoy lo atacan por su coherencia”. Le pedimos que nos explique eso de la cualidad de claridad expositiva que atribuye al Pontífice: "Ciertamente, da claridad a cosas a menudo complicadas, desmenuzando, reduciendo a lo más simple argumentos abstrusos y poco digeribles. Es ésta la característica típica de los grandes hombres de Iglesia y de los teólogos de casta. Hay que estar orgullosos y contentos de tenerlo como Papa”. Le preguntamos por cuál motivo lo atacan. Responde: "Quien predica el respeto de la verdad y de las reglas no puede lógicamente ser bien visto ni aceptado por aquellos que pretenden vivir en las tinieblas del pecado. A los que siguen la cultura del placer, del relativismo, de la sexualidad desenfrenada no les gusta una Iglesia conducida con mano firme y rigurosa y entonces inventan calumnias, agigantan escándalos, escupen sobre la institución. En suma, el demonio está siempre al acecho”.

Y añade después: "Este papa definido como autoritario y despótico ha demostrado ser, por el contrario, afable y generoso, escuchando a todos, abriéndose a la colegialidad, discutiendo con creyentes y no creyentes. Ha desmentido con sus actitudes y con su conducta a todos aquellos que hablaban de él como un dictador. Es sabiamente el Papa del diálogo entendido en el mejor de los modos. Discutir significa entender al interlocutor sin renunciar nunca a la propia identidad, estableciendo límites doctrinales claros; de lo contrario, sólo se provoca confusión y se cede al sincretismo”.

Preguntamos: “Usted ha conocido a varios papas, ¿a quién le recuerda más Benedicto XVI?”. Monseñor Ducoli contesta sin dudar: “Diría que a Pío XII, otro auténtico santo de la Iglesia, a la que sirvió con lealtad y rigor. También Pío XII estaba dotado de enorme espiritualidad y competencia teológica. Fue un hombre sabio y prudente”. Le señalamos: “Pero los judíos lo critican”. Replica: “Sin razón, porque escogiendo la sabia línea de la cautela y no de los inútiles clamores salvó muchas vidas de judíos”.

Bruno Volpe

Dos grandes papas: un mismo espíritu

1 comentario:

Olga Teixeira dijo...

creio que bento xvi será o maior papa do seculo XXI.

abraço em cristo,
olga.